sábado, 1 de febrero de 2014

Sin espacio, guardando muñecas - Nuevo peluche Ty



Hace mucho, mucho que no actualizo el blog, y eso se debe a que no compro muñecas nuevas por que no tengo espacio, y mi colección ya es muy grande. Últimamente me siento muy frustrada ante la falta de espacio, tenia muchas muñecas en un estante, pero se veían amontonadas y no podía limpiarles bien el polvo. Así que la solución ha sido recoger la mayoría de ellas, guardarlas en cajas con el resto de la colección en el altillo y dejar fuera solo algunas. 


La idea era dejar solo seis y poner libros detrás, por que tengo un millón de libros. Pero de pronto me acordé de mi Kayla Hechizos mágicos, la culpable de que yo empezara a coleccionar muñecas. Ya os conté que empecé esta colección porque en 2004 cuando vi esta muñeca en las tiendas la deseé con toda mi alma y no la compré por que yo era ya mayor, y años después, comencé la colección por que aun la deseaba. Así que me acordé de mi pequeña Kayla (que por cierto tengo dos, gemelas e híbridas con cuerpo de fashionista) y al ir a sacarla y guardar otra, vi también mi Ken Harley Davidson, y al final lo he sacado también. Así no se puede... miraba las muñes de las cajas y cada una me parecía más bonita que la anterior y babeaba y deseaba sacarlas todas, pero no podía. 


También quería enseñaros mi nuevo peluche, es el gatito negro de la foto. Es un peluche de la marca Ty. Ty tiene una maravillosa colección de peluches alucinantes, mejor dicho, para babear. Este enconcreto es Sneaky the black cat, y es de Halloween. Pertenece a la familia Beanie Babys. Lo compré en Amazon. (Por cierto el osito brujo que hay al lado lo compré hace muchos años en Ebay). Y al gatito lo he llamdo Salem, por Salem Saberhagen, el gato de Sabrina, la bruja adolescente, por que me recordó a él. 

6 comentarios:

lindaivette montes de oca dijo...

Hola Keyla, que bien que querer guardarlas te hiciera hacer esta entrada, como tú sabes encontrar tu blog me hizo crear el mío y sacar mis muñecas que tenía guardadas desde soltera, así que no olvides tu blog de Barbie, ya sabes que te sigo en tu blog de literatura pero este me gusta más, hasta pronto, un beso.

carmen gutierrez dijo...

Me encantan yo tengo la del vestido rosa de estrellas que es fluorescente y la peach cream son los modelos antiguos los que mas me gustan, besosss

Javier Herce dijo...

Tiene que ser horrible no tener espacio y querer tener más Barbies!

Isa Lot / Keila dijo...

Lindaivette, se que me sigues no solo en este sino en otros blogs, muchas gracias.

Carmen Gutierrez, yo últimamente también prefiero las antiguas.

Javier Herce, pues la verdad es que me pasa con todo, no solo con las barbies, también con los libros, con las cosas de medicina natural, etc.

Samantha dijo...

Hola Keila:

Que lastima que no puedas disfrutar de tus muñecas por falta de espacio, yo tambien tengo ese problema con las mias, apenas me caben en mis repisas y las tengo todas apachurradas. A pesar de todo, sigo y sigo comprando muñecas, es como un vicio. Igual ahora ya no compro tantas como antes, jeejeje...

Tengo 4 repisas llenas de barbie, y una caja donde tego guardadas por obligacion mis barbies de los noventa, es que no caben todas :( A veces pienso en vender barbies para tener espacio, pero me da pena

Ojala que algun dia tengas mas espacio para poder tener todas tus muñecas juntas. Yo sueño con esas estanterias con vidrio para poder exhibirlas como corresponde (no se como se llaman, disculpa mi ignorancia)

Saludos!

Acerico dijo...

Hola! Me alegra volver a leerte. Te entiendo con lo del espacio, yo he tenido que reordenar algunos de los estantes, quitando material de trabajo que yo no uso para poder colocar Barbies, lo que no sé es que haré cuando ya no tenga más hueco. De todas formas no eres la única coleccionista que guarda a la mayoría y deja fuera unas cuantas, es lo lógico cuando no hay sitio! Por cierto, el gato es muy mono. Besitos!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails