sábado, 11 de agosto de 2012

Sintiéndome un poco culpable

 

Pues como dice el título me estoy sintiendo un poco culpable, porque me he comprado un montón de Barbies de segunda mano, por un lado yo pienso, bueno he vendido 6, y ropita y zapatos, y tengo más en venta, pero me sigo sintiendo culpable.

Y es curioso que esas muñecas que he comprado me hacen tan feliz, me hacen olvidarme del estrés del trabajo, soy feliz cuando veo sus caritas tan bonitas, pero tengo tantas y no me caben y la mayoría tienen que estar guardadas en cajas, y me gasto dinero en ellas, y me siento un poco mal. Bueno, a veces me siento como que estoy un poco loca.

¿A vosotros os pasa?, es un coleccionismo lleno de culpabilidad.

10 comentarios:

•●♥ Judith ♥●• dijo...

Keila, si te sirve de consuelo, ya somos dos. Y más si te pones a pensar en la crisis que hay y tu comprando muñecas... Pero el momento de cogerla y mirarla... se te olvida todo y es verdad, yo me siento igual que tu, cuando estoy con ellas se me olvidan las demás preocupaciones, es como si volvieramos a la infancia, cuando eramos tan inocentes y no teníamos ningún tipo de preocupaciones... cuántas veces he pensado que me gustaría volver a aquella época...
En fin, tú tranquila, que es normal sentirse así, o por lo menos eso pienso yo. Un saludo ;)

Samantha dijo...

¿Vendes las muñecas porque algunas te aburren o simplemente porque no tienes espacio? ¿O ambas cosas? Si es porque te aburren, no te sientas culpable, a todos nos ocurre, aunque yo de mi coleccion he vendido solo dos muñecas, que mas bien no es que me hayan aburrido, sino que no me gustaron tanto cuando las compre, engañada por fotos promocionales (ojo con eso, para que no vaya a pasarte). Si es que las vendes por falta de espacio, me parece triste, porque podrias esperar a anpliar tus repisas :)

Saludos!

Samantha dijo...

A mi lo que me hace sentir culpable es gastar tanto dinero en muñecas, solo eso jeejeje...

Rossetti dijo...

Así estamos todas! Yo reconozco que no vendo ninguna, pero me siento culpable cuando me compro alguna, pensando que estoy gastando el dinero en muñecas cuando estamos bastante apretados con tanto recorte, la verdad. Pero luego pienso en lo que tú dices, me hacen feliz cuando las visto, las peino, hago dioramas, me invento historias sobre ellas... o simplemente con mirarlas. Y eso me hace olvidar muchos problemas, el estrés del trabajo, mi enfermedad y los dolores crónicos que sufro todos los días, el vivir a 1000 kilómetros de mi marido... Así que me digo que por qué no, si no fumo y aparte de salir al cine o a cenar alguna vez no piso la calle si no es para ir al trabajo me merezco esos momentos de alegría.
Por lo del sitio no te preocupes que eso lo arregla el tiempo. Cuando vivía en casa de mis padres no tenía sitio para nada, todo estaba guardado en armarios o cajas. Luego, cuando me independicé, pude tener un rincón de la casa sólo para mis muñecas, así que es cuestión de paciencia que algún día llegará ese momento.
En fin, que no te sientas mal que aunque la gente no la entienda, ésta es una afición muy bonita. Tú disfruta mucho de tus niñas, que las tienes guapísimas y no dejes que nada estropee esos momentos especiales. Besitos y ánimo guapísima!

•●♥ Judith ♥●• dijo...

Rossetti, cuánto me has recordado a mi situación... Yo afortunadamente no tengo ninguna enfermedad, pero llevo casi 4 años con problemas de fertilidad (abortos de repetición), tampoco fumo, ni bebo, ni salgo por ahí; mi marido trabaja en una comunidad autonoma y yo estoy en otra a casi 300 km de distancia, nos vemos todos los dias por skype pero en persona solo cada 2 semanas. Así que me autoconvenzo igual que tu, por qué no me voy a comprar una muñeca si no hago ningún gasto de vicios y encima me olvido momentáneamente de mi situación??? Las muñecas no nos van a solucionar nuestros problemas, pero al menos nos ayudan a llevarlos un poquito mejor ;)

Acerico dijo...

Yo creo que es normal sentirse culpable cuando te gastas un dinero en muñecas que no puedes, bien porque no lo tienes o bien porque te lo quitas de necesidades básicas (como el comer). En el resto de casos... ¿Por qué no? ¿Qué tiene de malo? ¿Te puedes permitir comprarte alguna que otra Barbie? ¿Sí? Pues ya está. El tema del espacio lo ha explicado bien Rossetti, todo cambiará con el tiempo. En mi caso tengo que controlar las que compro porque no quiero que invadan mas allá de mi estudio, pero creo que no hacemos ningún mal comprando estos pequeños tesoros que tan buenos ratos nos hacen pasar. Besitos!!

Samantha dijo...

Yo tambien estoy igual que todos vosotros, tampoco tengo ningun vicio, no bebo, ni fumo o parrandeo en lo absoluto, invierto practicamente gran parte de mi dinero en las muñecas, pero no me siento culpable, muy por el contrario, encuentro que es un "vicio" muy sano, o sea, peor seria gastar el dinero en cosas que afecten tu salud, tu cuerpo... Las muñecas son como obras de arte para mi, me gusta tenerlas en mis repisas y mirarlas, me alegran la vida porque hermosean la vista, me siento menos triste y olvido mis penas incluso... Me gusta llegar a mi casa y ver a mi alrededor adornos bonitos que embellezcan mi espacio. Creo que este "vicio" del coleccionismo de muñecas es de lo mas sano que hay, peor seria gastar dinero en cosas realmente perjudiciales... Y uno siempre necesita una valvula de escape, para evitar enloquecer con el frenetico ritmo del mundo en la actualidad

Keila dijo...

Pues ya tenemos algo más que nos acerca, veo que somos todos muy parecidos, yo tampoco fumo, ni tengo otros vicios ni suelo salir, y siempre estoy trabajando. Ellas me quitan el estrés de mi trabajo, que es mucho, y son tan hermosas. Supongo que algún día tendré un lugar mejor para ellas.

Gracias a todos por vuestro apoyo.

Laura ( Finvola) dijo...

Puff cómo me suena eso de la culpabilidad! cuando miro las bladas y veo las nancy y los nenucos pienso...Laura, pero qué has echo! Yo me lo quito de ropa y de viajar, y siempre digo...venga, esta es la última, pero no hay última! para colmo, me compre el armarito que viste en mi blog y acabo de descubrir por la mañana que pose un tapón de colonia y se ha derretido el plástico sobre el armario, qué llorera! Pensé, si no hubiera coleccionado, un disgusto y un dinero que me habría ahorrado! jajaja como ves, es general la culpa.Pero luego las veo y son taaan guapas!

Marta dijo...

Hola: úneme a tu grupo. Siempre me siento culpable cuando me gasto dinero en alguna Barbie o complementos pero cuando los veo me gustan tanto que me acelero y o compro. Al final disfruto mucho de las compras pero me pasa como a ti que tengo muchas muñecas y cosas guardadas en cajas que al final ni me acuerdo lo que tengo. Al final dejo de comprar ropa o cosas para mí y ya equilibro un poco el gasto muñequil... de todas formas si nos hace felices pues es dinero bien invertido... ánimo y disfruta de tus compras... seguimos en contacto

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails